Simbología histórica (Septiembre): Análisis histórico de la figura de El Diablo

La figura del Diablo que nos muestra el Tarot de Marsella, refleja la forma clásica de representarlo en la época medieval. Con alas de murciélago, con una antorcha encendida en su mano, que sirve para avivar las pasiones humanas, y rasgos de macho cabrío, como sus pezuñas, rabo y cuernos. Al mismo tiempo dos pequeños diablos, aparecen atados al pedestal sobre el que se sostiene. En la época, era más frecuente llamarlo diablo que demonio, y como tal aparece su nombre en el Tarot. Era representado generalmente de color azul oscuro. Hay que precisar que en muchas barajas de Tarot, el detalle de la antorcha está desvirtuado y alterado, dando la impresión que sostenga una espada sin empuñadura, algo que sería absurdo y contrario a la simbología tradicional de la figura. El Diablo jamás fue representado con una espada.

* Lo siento, no tienes acceso a este contenido, o bien no estás conectado a tu cuenta.
Conéctate o Haz click aquí para adquirir acceso

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia. Al navegar acepta el uso de las cookies.

Más información