La anécdota de este mes nos muestra una vez la sincronicidad de la vida.

Después de escribirnos hace unos meses un grupo de japoneses…

* Lo siento, no tienes acceso a este contenido, o bien no estás conectado a tu cuenta.
Conéctate o Haz click aquí para adquirir acceso